Como hacer una fixie BARATA

Hola a todos y bienvenidos una vez más a NewLifeBikes. En el día de hoy os traemos una restauración en la que os enseñamos cómo hacer una fixie barata y nueva. En esta ocasión nos limitaremos tan solo a darle un nuevo look a la bicicleta, quitando la pintura actual (bastante deteriorada) y cambiando su estilo por completo.

Dicho esto, si vosotros estáis listos, nosotros también lo estamos así que vamos a ello.


Origen de la bicicleta.

La bicicleta, como veréis un poco más abajo en el artículo, estaba pintada en un degradado de azules. Pese a que esta pintura, en mi opinión, le quedaba estupenda a la bicicleta, necesitaba un lavado de cara de inmediato. Por ello aprovechamos que el resto de la bicicleta estaba en bastante buen estado para centrar nuestros esfuerzos en la pintura.

Diseñamos un patrón en tonos blancos grises y negros para pintar la bicicleta. Cambiamos los degradados por lineas rectas que daban un toque agresivo al cuadro. Aprovechando que el resto de componentes de la bicicleta eran en color negro, el blanco aportaría un contraste muy marcado que haría destacar a la bicicleta sin entrar en excentricidades.

Una vez diseñado el proyecto, solo había que ponerse manos a la obra.

como hacer una fixie barata


Paso 1: Desmontar la bicicleta

Como siempre el primer paso de todos es desmontar la bicicleta. Podríamos pintarla montada pero el resultado no sería ni de lejos algo aceptable por lo que este paso es imprescindible para aquellos que os animéis a intentarlo después de leer este artículo.

Desmontar la bicicleta es algo sencillo. Cabe destacar que cuanto más ordenados seáis, más sencilla se volverá la tarea. Es muy importante saber cómo desmontamos cada parte de la bicicleta y también dónde dejamos cada tornillo o tuerca que quitamos (para evitar que se nos desmonte luego por un tornillo perdido). Si somos curiosos y no lo dejamos todo tirado este proceso puede solventarse en unos 10 minutos. Eso sí, más vale hacerlo despacio y cerciorarse de no cometer ningún error que ir con prisas y acabar estropeando el proyecto. Cada uno debe hacer las cosas a la velocidad que su cuerpo y experiencia le permita, no solo en una restauración de bicicleta, si no para todo en la vida.

Paso 2: Lijar el cuadro y la horquilla.

Una vez tenemos desmontada la bicicleta toca la parte más tediosa y monótona. Lijar.

Para lijar necesitaremos papel de lija de grano 200 y de grano 1000. Para empezar a quitar la pintura comenzamos mojando el papel de lija de grano 200 en agua y frotando el cuadro con el. es importante quitar de vez en cuando la pintura que quede pegada en el papel de lija para no perder la textura del mismo y perder nuestro tiempo lijando sin obtener resultados. Además de esto, hemos de deciros que el papel de lija no es infinito. Cuando notemos que la pintura a penas sale a la hora de frotar ha llegado el momento de cambiarlo por otro.

Si somos pacientes este trabajo se puede acabar fácilmente en una tarde. Eso sí, no penséis que será un camino de rosas en el que disfrutaremos de lijar nuestra bicicleta porque no será así. En función de la técnica y experiencia de cada uno se tardará más o menos en este proceso; en nuestro caso fueron de 4 a 5 horas.


Paso 3: Pintura.

Dejando atrás el suplicio de lijar la bicicleta, lo que estaba por venir era mucho más entretenido.

como pintar una bicicleta

Lo primero de todo una vez tenemos el cuadro de nuestra bicicleta lijado es echar la imprimación. Es recomendable aplicar 3 o 4 capas finas de imprimación para metales en nuestra bicicleta. Si alguien se pregunta por qué es necesario aplicar tantas capas, la respuesta es sencilla. Al aplicar varias capas finas de imprimación conseguimos una superficie homogénea muy sólida, es decir, resistente. Esta solidez nos facilita la aplicación posterior de la pintura y aumenta su durabilidad. También recomendamos lijar suavemente con la superficie del cuadro tras cada capa de imprimación (una vez seca claro esta). Realizar esto servirá para que la siguiente capa, ya sea de imprimación o de pintura, agarre mejor y aumente aun más su durabilidad y resistencia.

Una vez aplicada y seca la imprimación, procedimos a diseñar el patrón de colores con cinta de carrocero. Lo mejor sería tener un plotter y recortar papel de vinilo, lo que daría un resultado mucho más profesional. Por desgracia aun no disponemos de dichos medios, pero confiamos que con vuestra ayuda y nuestro esfuerzo podamos mejorar la calidad de nuestras restauraciones.

Cuando el diseño (ya sea con vinilo o con cinta de carrocero) este “dibujado” sobre el cuadro, es hora de comenzar a pintar. En nuestro caso comenzamos aplicando el color blanco. Tres manos de pintura después procedimos a quitar la cinta de carrocero necesaria y a pintar el siguiente color, el gris oscuro. Al igual que con el color blanco, aplicamos tres capas de pintura, lijando suavemente entre capa y capa con lija de grano 1000. Finalmente, solo quedaba aplicar el color negro para acabar el proceso de pintura.

Una vez aplicados todos los colores toca aplicar el barniz para proteger la bicicleta de golpes y rozaduras provocadas por el uso diario. Es recomendable, al igual que con la pintura y la imprimación, lijar el cuadro suavemente con la lija de grano 1000 humedecida antes de aplicar el barniz. Esto ayudará a su agarre y mejorará su efecto. En nuestro caso, le dimos tres manos de barniz mate al cuadro de la bicicleta.

como hace una fixie barata


Paso 4: Montaje.

Una vez pintado el cuadro queda únicamente ensamblar de nuevo la bicicleta. Al principio la bicicleta con la que trabajamos era una Single Speed, por lo que tenía un freno trasero. Aprovechando que la llanta trasera tenía un buje flip-flop decidimos transformarla en fixie. Le colocamos unos straps Polo&Bike, le quitamos el freno, le pusimos el piñón fijo y la dejamos totalmente fixie. Aprovechando que habíamos desmontado la bicicleta, le cambiamos las cubiertas gastadas que tenía por unas Continental Ultra Sport.

Volvemos a colocar pacientemente cada pieza en su lugar y ya tendremos montada la bicicleta de nuevo.



Bicicleta fixie negra blanca y gris con piñon fijo


FINAL

Esto es todo por la restauración de hoy. Esperamos que hayáis aprendido cómo hacer una fixie barata y que os atreváis a intentarlo por vuestra cuenta.

Si os gustan las restauraciones de bicicletas no os olvidéis de pasaros por la pestaña Blog de nuestra web. En cambio, si lo que queréis son consejos sobre que componentes compraros, en la pestaña Productos podréis encontrar una selección realizada por el equipo de NewLifeBikes para vosotros.

Os recordamos que las bicicletas que restauramos están disponibles para comprar. Si os interesa alguna de las bicicletas que restauramos no dudéis en contactar con nosotros mediante correo electrónico, en nuestra página de Contacto o en nuestro Instagram.
Para todos aquellos que quieran más detalles sobre el proceso de restauración, pronto estará disponible un video en nuestro canal de YouTube así que podéis suscribiros para no perdéroslo.

¡Muchas gracias y hasta pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *